martes, 17 de marzo de 2009

Oda Nobunaga (1ª Parte)

El personaje del que voy ha hablaros hoy es sin lugar a dudas uno de los más famosos de la historia japonesa. La mayoría de vosotros lo conoceréis como uno de los villanos más grandes de todos los tiempos en la historia de los videojuegos, os hablo de Oda Nobunaga.

Oda Nobunaga nació el 23 de Junio de 1534 en el castillo de Shobata y era el tercer hijo de Oda Nobuhide (1508 – 1549) un daimyo menor de la provincia de Owari. Sus dos hermanos mayores eran hijos de una concubina así que llegado el momento, el verdadero heredero del Han de su padre fue él. Aún siendo un niño, su padre le entregó el Castillo de Nagoya, bajo la tutela del principal consejero y hombre de confianza de su padre, Hirade Masahide (1492 – 1553). Ya en 1546, Nobunaga fue declarado mayor de edad y al año siguiente participaría en su primera batalla, contra el clan de los Matsudaira (con el que llevaban muchos años teniendo conflictos los Oda).


En 1548 el padre de Nobunaga, intentó la defección de uno de los del clan Matsudaira, Tadamoto, pero resultó asesinado y debido a la frustración, decidiría atacar Okazaki, lugar de residencia de Hirotada Matsudaira. Hirotada se encontró en serias dificultades, así que decidió pedir ayuda a su aliado y también enemigo de los Oda, los Imagawa. El clan Imagawa aceptó ayudarle con la condición de que mandara como rehén a su hijo Tachikiyo (futuro Tokugawa Ieyasu), de 6 años. Hirotada aceptó pero tuvo la mala fortuna de que las tropas de los Oda, se hicieran con el niño. Nobunaga le exigió la rendición si quería que siguiera su hijo con vida, Hirotada se negó y pese a las amenazas, Nobunaga no le hizo nada al niño.

A finales de 1548 hubo nuevos enfrentamientos, esta vez contra los Imagawa, las cosas ni iban bien y estaban siendo superados así que Masahide (consejero de los Oda) buscando aumentar el poder de los Oda, decide acercar posturas con uno de sus vecinos mas poderosos, Saito Dosan daimyo de Mino, concertando el matrimonio del joven Nobunaga con la hija del Saito, Nohime.

El 21 de Abril de 1551 falleció repentinamente Nobuhide Oda (padre de Nobunaga) y de esta forma, Nobunaga se convertiría en daimyo con 16 años. Nobunaga ya gozaba de mala reputación dentro de su clan (el cual tenía dos facciones que Nobuhide había conseguido medio mantener a raya) pero cuando llegó al funeral de su padre y derramo cenizas de incienso sobre los restos mortales de su padre se consideró un gran ultraje a la memoria y provocó que todavía aumentara su enemistad con su propio clan, cuyos miembros preferían al hermano menor de Nobunaga, Nobuyuki, como daimyo. Nobunaga solo contaba con el apoyo de su consejero y tutor Hirade y de su suegro Saito.

Ansioso de aprovechar la muerte de su rival y la cada vez mayor división de los Oda, Imagawa Yoshimoto envió a su tío, el talentoso bonzo-general Sessai Choro, contra Nobuhiro, el hermano mayor de Nobunaga, que había tomado el mando del ejército de los Oda. Sessai asedió a Nobuhiro en el castillo de Anjo, y comunicó a Nobunaga que a menos que quisiera ver a su hermano mayor cometer seppuku debía liberar a Takechiyo. Nobunaga difícilmente podía negarse, de modo que Takechiyo acabó en Suruga, a pesar que Hirotada había fallecido ese mismo año, con lo que el niño se había convertido en señor de Mikawa (territorio de los Matsudaira).

En 1553 Hirade, su fiel consejero, después de amonestarlo en vano varias veces debido a su comportamiento excéntrico e indisciplinado cometió kanshi, escribió en un folio sus principales recomendaciones para Nobunaga y cometió seppuku esperando que esto le hiciera reaccionar. Esta medida desesperada tuvo efecto, pues la muerte de su mentor afectó profundamente a Nobunaga, que empezó a tomarse muy en serio el gobierno de su señorío. Con el tiempo, edificaría un templo budista, el Seisyu-ji en memoria de su consejero.

A pesar de que Nobunaga fue reconocido como legítimo sucesor de Nobuhide, el clan Oda seguía dividido y en parte controlado por enviados del shogun. Una de las dos facciones de los Oda, los Iwakura decidieron asesinar a uno de los enviados del shogun, que había dejado claro su postura a favor de Nobunaga y tras esto tomó el castillo Kiyosu (perteneciente a la otra rama del clan). Esto produjo que los Oda de Kiyosu se unieran a Nobunaga Oda (recordemos que ninguna de las facciones lo apoyaban) para recuperar el castillo y dar muerte al traidor Nobutomo (cabeza de los Iwakura). Este asesinato estuvo justificado como represaria por haber matado a uno de los enviados del Shogun y ayudó a Nobunaga a formar nuevas alianzas con los clanes Imagawa (hasta ahora enemigos) y con el clan Kira de Mikawa, ya que estos clanes estaban bajo la jurisdicción del mismo delegado del gobierno que había sido asesinado. De esta forma fue como acabaron los ataques de los Imagawa a Owari (territorio de los Oda).

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP